lunes, 8 de julio de 2013

¿Y si a Messi le gustara?

No hay discusiones en cuanto a que si en algún espacio se manifiesta y concentra el símbolo de la relación entre Rosario y España es en nuestro Centro cultural. Y tampoco hay discusiones en cuanto a que el rosarino más influyente en España es, claro está, Lionel Messi. No se crean nuestros queridos lectores que no ha pasado por la cabeza de nuestros comunicadores y publicistas reunir ambos conceptos en uno solo: invitarlo, en fin, a Messi a que venga al Parque de España. A escuchar uno de los conciertos del ciclo La Española. A ver la muestra de Flor Balestra que inauguramos en agosto, o la de Juan Grela, en octubre. A leer en voz alta uno de los textos del número especial de Transatlántico. ¿No sería hermoso? Pero no sabemos cómo encontrarlo para formularle la invitación. Uno de los nuestros fue varias veces a Vip (por lo menos así se llamaba en los años 70 el bar de Rioja y el río que ahora es mejor conocido, justamente, como "el bar de Messi") a ver si se cruzaba con la estrella. Nada. Otro se fue a merodear por Arroyo Seco, donde dicen que descansa cuando anda por la zona. Nada. Otro se atragantó de milanesas en el Club de la Milanesa donde, dicen los diarios, come cuando anda por acá. Nada tampoco. La vez pasada, cuando fuimos sede de una actividad de la Fundación que lleva su nombre, apostamos a uno en la puerta, por si el hábil atacante se pegaba una visita sorpresa pero, nos enteramos tarde, ni siquiera estaba en la ciudad. Muy tarde (estábamos de vacaciones) nos enteramos de   que había estado trotando encima nuestro, en el parque que funge como techo de nuestro Centro cultural, recuperándose de una lesión. Esa hubiera sido una oportunidad!!! Pero fue en el 2007... En fin, que a nuestro equipo de comunicación y publicidad se le ocurrió que ya que la manga de ineptos que había salido a su caza no lo encontraba por ninguna parte, por lo menos podíamos establecer un contacto virtual para que desde su página oficial de Facebook linkeara hacia la nuestra, pusiera que le gustaba (que le encantaba!) el ciclo Joven y efímero, que seguro que en octubre iría a Zaragoza a la inauguración de la muestra del Paraná (ya nos dijeron allá que el que no es de Messi no entra), que justo mientras lustraba sus botines estaba escuchando a Panizza interpretando a Beethoven. Nuestra comunicadora, a medida que se le iban ocurriendo cosas que a Messi le podrían gustar nos martillaba la cabeza con un "son 47 millones 106 mil 688 seguidores", me entendés???" Le dijimos que sí. Que ya nos poníamos en campaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario