miércoles, 14 de noviembre de 2012

Daniel Dapari, in memoriam


Daniel Dapari fue el primer fotógrafo de este Centro cultural. Muchas de las imágenes icónicas de nuestro edificio, como esta que se publica aquí (escaneada de una impresión), son suyas. Miles de personas conocieron y conocen nuestro Teatro, las Escalinatas, el Patio de los Cipreses, como antes, en un momento, los conoció él. Se fue a fines de los años 90 a trabajar a El Ciudadano. Pero nunca dejó de venir. A veces cubriendo la noticia gráfica para ese diario, o para otros, o para alguna agencia de noticias. Otras, sólo por venir. Porque le interesaba el personaje (un actor, un músico, un político). Pese a que era bastante cascarrabias, en la redacción de El Ciudadano todos los periodistas querían salir con él. No sólo porque era un gran fotógrafo -y entonces no había riesgos de volver a la redacción sin imágenes- sino porque además tenía olfato y don para “ver” la noticia. Era, entonces, un periodista gráfico, de los de la vieja escuela. Sin veleidades de artista. Cosa que siempre es de agradecer. Lo vimos por acá el año pasado, cuando se hizo el acto de asunción de los secretarios del Gabinete de la Intendenta Mónica Fein. En el hall del Teatro, camisa a cuadros, chaleco color caqui, sonrisa contenida y un epíteto filoso para cada uno (pero para cada uno) de los que iban cruzando la puerta. Virginia Woolf se pregunta en sus memorias cuánto mundo se apaga cuando se muere una persona. Hay una crónica social, política, cultural y deportiva de nuestra ciudad que acaba de morirse con la muerte de Daniel. Quedan sus fotos y queda saber mirarlas e interpretarlas para que todo eso que se fue no se pierda del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario