martes, 17 de julio de 2012

Si el sábado estás en Almagro

pero no en el Almagro de acá sino en el de allá, donde se hace el Festival de Teatro Clasico de -precisamente- Almagro, podrás ir en nuestro nombre a desearles inspiración -que cuando no la hay, falta todo- a nuestros amigos de La Quadrille -sí, Norma Ambrossini, Diego Stocco et al- que ese mismo sábado estrenan  Amar el día, aborrecer el día, obra basada en textos de María de Zayas y Sotomayor, que ganó en su momento la convocatoria a coproducciones de nuestro Centro cultural -compañía local, textos de autor español- y que pusimos en el Teatro en el mes de junio. No está bien que lo digamos nosotros, pero la obra, calificada por la prensa española como una "rareza" -y en España, que parió a Góngora y a Quevedo, saben de rarezas- sale con galanura de todo canon -aun del abrumadoramente convencional canon del off-, cosa que siempre da felicidad. Felices, entonces, lo que anden por Almagro y se aventuren a La Quadrille.

No hay comentarios:

Publicar un comentario