jueves, 29 de septiembre de 2011

Atentos, que la Expedición llega a Rosario!

Este viernes Señal Santa Fe y Canal Encuentro estrenan el cuarto capítulo de Paraná, biografía de un río.

El programa se podrá ver en Canal Encuentro el viernes a las 18:30 y repeticiones domingos: 10:30, Viernes: 06:30

En la franja Señal Santa Fe se emite los miércoles.

Rosario recupera el río

El equipo de Paraná, biografía de un río llega a Rosario, la ciudad sin fundador, la ciudad que vivió históricamente de espaldas al río, la ciudad con un imaginario construida al fuego de los mitos contradictorios del anarquismo y del contrabando.

Sin embargo, es en los espacios donde hoy se levanta la ciudad, y en el río, y en las islas, donde se desarrollaron algunas acciones clave en la lucha por la Independencia, a principios del siglo XIX; y es en esa misma ciudad cuando, cincuenta años más tarde, comienzan a tomar protagonismo el puerto y el ferrocarril -determinándose el uno al otro- mientras, tierra adentro, la ola inmigratoria -española e italiana, árabe y judía, europa oriental y europea occidental- va dando forma a una cultura de mezcla de tradiciones y de idiomas que, con el tiempo, da una identidad cultural rosarina, cuyas marcas pueden rastrearse tanto en las obras de Antonio Berni como de Juan Grela, de Lucio Fontana como de Leónidas Gambartes.

A mediados del siglo XX, la prosperidad de una ciudad finalmente industrial atrae a nuevos migrantes. Pero esta vez no vienen del otro lado del mar: vienen bordeando el río. Desde el Chaco, el pueblo Qom puebla la periferia de Rosario y redefine las marcas de identidad de la ciudad.

Y en los últimos años del siglo XX, paulatinamente comienza a retirarse el puerto de la costa central del río y las nuevas políticas públicas devuelven esos espacios, cerrados por años, a los habitantes de la ciudad, que finalmente da su cara al río.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Ladrones y Philip Larkin

Que de todas las notas de prensa -publicadas en La Capital, Clarín, Rosario 12, El Ciudadano, Tiempo argentino- esta haya sido la que tuvo mayor repercusión no sólo supone un nuevo síntoma de descomposición social, sino un alerta de cambio de oficios pues si, como sostuvo en su lectura magistral el uruguayo Maca, los poetas lo son sobre todo por vanidad, la misma será mejor satisfecha si el aspirante a poeta prefiere ser ladrón: por lo menos saldrá con más frecuencia en los periódicos.
Por cierto, no podemos dejar de vincular el episodio, que por suerte no pasó a mayores, con que el poeta homenajeado este año en el Festival haya sido el gran Raúl González Tuñón, uno de cuyos más bonitos poemas se llama, justamente, Los ladrones.

Y en cualquier otro orden de cosas. En la feria de editoriales independientes que armamos cada año en el Túnel 3 de Galerías compramos -y nos regalaron- una pila de libros (un Lamborghini, un Manuel Alemian, un charly gr., un Bitar, un Blatt, un Godoy, unos poemas chinos traducidos por J.L.Ortiz, un Aira (¿lo tendrá a este tan raro Sandra Contreras?), un Luciana Caamaño -que andaba por el Festival celebrando un año de amor-, un Bianchi, un Carrera, un Carlos Pardo, un Jessica Freudenthal, un Luis Chaves). De todos, hoy, elegimos este poema de Philip Larkin, traducido por Marcelo Cohen y publicado por Gog y Magog

Cuando veo una parejita e imagino
que él se la coge y ella toma
pildoras o usa un diafragma,
sé que es ése el paraíso

que todo viejo soñó la vida entera:
ataduras y prejuicios desechados
como una cosechadora obsoleta, y los jóvenes
deslizándose sin límites, ladera abajo,

hacia la felicidad. Me pregunto si
cuarenta
años atrás, mirándome, alguien
habrá pensado: Eso es vida;
nada de Dios, ni de sudar de noche

pensando en el infierno, ni de ocultar
lo que opinas del cura. Ese y sus
amigos se alzarán, maldita sea
libres como pájaros. Y de inmediato,

más que en palabras, pienso en ventanas altas:
el cristal en donde cabe el sol y, más allá,
el hondo aire azul, que nada muestra,
y no está en ninguna parte, y es interminable.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Mi gran amor, bicicleta

Hace un par de años, a un cierre de actividades, vino a tocar Martín Buscaglia, que recontraconfirmó, en aquella presentación, esa especie de íntima sintonía que existe entre montevideanos y rosarinos. De hecho, Martín viene cada vez más a Rosario, da unos conciertos que no se publicitan en ninguna parte y agota entradas con semanas de anticipación. En uno de esos viajes, con su amigo Dardo Ceballos -que forma parte del equipo de Los anillos de Saturno- idearon un video, a propósito de la canción de Martín, "Oda a mi bicicleta" que a su vez sirviese para celebrar el Día mundial sin autos. En manos de Anillos, eso ya derivó en una convocatoria para que del video participase quien quisiese, en un instructivo buenísimo que grabó Martín y todo eso junto en este video extraordinario que va acá.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Entusiasmados y bien dispuestos

A ver, estamos más o menos así:

La Capital, esta misma mañana, recibe a los poetas de esta manera.

Rosario 12, poniéndole pimienta a la cosa, así.

Señales, el domingo, así.

El amigo Petrecca, desde Clarín, así.

Y El Ciudadano, así.

Y más allá de los diarios, todos entusiasmados y muy bien dispuestos para recibir a los poetas, a los editores, a los lectores, a los escuchas.

lunes, 19 de septiembre de 2011

De pronto, poetas

Volvimos a Rosario después de haber pasado un par de días en Mar del Plata, no participando propiamente del IV Congreso Iberoamericano de Cultura -aunque, claro, anduvimos por ahí, escuchando ponencias, viendo amigos, observando el modo particular en que la Secretaría de Cultura de la Nación recibió a sus invitados-, ni tampoco del ContraCongreso -aunque también anduvimos por ahí, claro está, viendo amigos también, y escuchando poetas. De vuelta en Rosario recibimos los informes de las actividades del fin de semana -Contemporáneo del Mundo con "Viaje al interior de un instante" y Joven y Efímero con la uruguaya Eli-U- y recibimos, finalmente cerrada, la programación del Festival de Poesía, que empieza al jueves. Acá, completa.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Sin parar

Cuando llegamos -todavía no rayaban en el reloj las nueve de la mañana- un flete se llevaba la escenografía de Cómo estar juntos, la conmocionante obra de Diego Manso dirigida por el crédito local Luciano Suardi con la que cerró anoche nuestro larguísimo fin de semana que empezó, para ser precisos, el lunes pasado, con el cierre del festival Sonoramas 2011 y la presentación de Taller Sonoro. Desde ese mismo lunes hasta el viernes fuimos una de las sedes del Festival Latinoamericano de Video, en el que el viernes presentamos Vaivén. Un viaje animado por América latina, producido por el Reina Sofía. El jueves a la mañana habíamos inaugurado el VIII Congreso internacional de Museología, que tuvo entre sus invitados especiales a Américo Castilla y a Sergio Raimondi, a la tarde la exposición Sonrisas y lágrimas, de Aurelio García, curada por Darío Homs, el viernes nos fuimos a Buenos Aires, a la presentación de Paraná, biografía de un río, que hicimos en el Cceba junto con los equipos de Canal Encuentro y Señal Santa Fe. Y ahora, casi sin parar, nos preparamos para recibir mañana martes a Hervé Kempf, el autor de Para salvar el planeta, salir del capitalismo. Sí, claro, igual nos hacemos tiempo para leer los diarios, ir al supermercado, llevar adelante lo que se dice una vida.

lunes, 5 de septiembre de 2011

El tiempo empieza a correr

Señales, acá, da cuenta de las buenas nuevas: la serie de televisión, la exposición que inauguramos en octubre, el libro. El viernes estuvimos en Buenos Aires reunidos con los equipos del libro y de la exposición. En una semana llegan a Rosario las obras, para que Perassi y su equipo embalen y Vidal lleve al Paraguay; este fin de semana empieza el proceso de masterización del cd y dvd que acompañarán al libro, editados por Eugenio Monjeau. Tenemos que tener pronto por lo menos un par de cajas listas, para cargarlas junto con las obras. Ahora el tiempo empieza a correr, agitadísimo, como si antes, en algún momento, se hubiese dormido.