domingo, 27 de febrero de 2011

Un rincón parisino frente a la Aduana

Nuestra comunicadora, además de recomendarnos en su momento abrir este blog, nos sugirió contestar todos los comentarios y mantenerlo activo, mínimo una entrada por semana, no vaya a ser, decía, "que la gente crea que acá no pasa nada". Con los comentarios, no hay problemas: nuestros lectores -que son legión, ojo- casi no comentan -por no decir directamente que no comentan nada- y por lo tanto, nada que contestar. En cuanto a mantener vivo el blog (así se dice ahora en las transmisiones de fútbol: "la pelota está viva", cuando hay chance de juego o chance de gol), tendrá razón Sofía, nos hemos quedado un poco atrasados con las noticias y tememos ahora que nuestros queridos lectores se hayan quedado con la impresión de que acá no ha pasado nada, o de que eso que pasó no dio motivo a relato o a reflexión. Rebobinemos hasta mediados del mes que termina.
El viernes 11 fue la inauguración de la muestra Yesterday Rozarte, que va hasta el domingo que viene. Pegado a la inauguración, treinta minutos de Kabusacki y de ahí hasta las 3 am, dj Ioio. Suponíamos que Rozarte y Kabu iban, por defecto, a convocar al público histórico del Centro cultural, ese que desde hace casi veinte años lo toma como un espacio propio y por lo tanto le hace reclamos, plantea exigencias, como si fuese una especie de enorme living público que si es de todos también es de uno. Y suponíamos que Ioio iría a bajar drásticamente el promedio de edad: otro público, otras expectativas. Nos preguntábamos si se cruzarían. Si, cuando llegaran los Ioios, nunca antes de la medianoche, los nuestros de siempre ya habrían plantado retirada o si, por el contrario, habría convivencia generacional entre, sin exagerar en los promedios, padres e hijos. Pasó que, por un lado, muchos de los más jóvenes vinieron antes, a verlo a Kabu, y todos -pero todos- los que vinieron temprano se quedaron hasta el final.
El lunes 14 vino nuestra jefa en Madrid, Pilar Sánchez Llorente. Toda la tarde del lunes, a la sombra de unos árboles, en la vereda de Pasaporte, ámbito al que Pilar calificó -no sabemos todavía si irónica o sinceramente- como "rincón parisino", repasamos la programación de este año, las posibilidades de refuerzos presupuestarios, el estado de las obras en los túneles y en el Teatro, las itinerancias que vendrán desde Madrid, las que estamos promoviendo regionalmente entre los Centros y, sobre el fin de la tarde, visitamos en el Patio de los Cipreses al equipo de Los anillos de Saturno.
El martes, acompañados por nuestra becaria Alejandra Gómez Lozano, visitamos el Macro, la Isla de los Inventos, el CEC y el Museo de arte decorativo Firma y Odilo Estévez, además de tener una extensa reunión con todo el equipo del Centro cultural. El miércoles fuimos con equipos del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe a visitar las obras arqueológicas en el fuerte de Sancti Spiritus, en Puerto Gaboto, proyecto apoyado por la Aecid, a la vuelta visitamos el Museo de la Memoria y el cine público El Cairo, espacios que fueron acompañados en su construcción por nuestro Centro cultural y antes de que cayera la tarde, Pilar partió hacia Córdoba donde, según hemos leído, también le fue muy bien.
El martes siguiente nos volvimos a ver en Buenos Aires. Pero eso queda para mañana.

2 comentarios:

  1. Che, "mañana" fue anteayer. Y cómo es eso que "no pasa nada"? Y los carnavales socialistas del Parque Independencia?

    ResponderEliminar
  2. Sí, nuestros tiempos no son los de los bloggers ni los de los twitters; nos mantenemos, por decirlo así, en una temporalidad analógica. Escribir es aun, para nosotros, ponernos a escribir. Y sí, hemos recibido noticias de los carnavales de nuestros vecinos de la Isla de los Inventos -nos mantenemos fieles a la región, y no vamos hasta el Parque de la Independencia: sábado 5, Rubén Mattos; domingo 6, Los Náufragos; lunes 7, Katunga; martes 8, Donald. Venga si quiere, señor.

    ResponderEliminar