domingo, 7 de marzo de 2010

Paraná ra' anga I

El viernes 5, en vez de estar tranquila o ansiosamente preparando nuestras valijas, debimos estar atentos a la llegada del Crucero Paraguay que habiendo salido tarde de Asunción según las previsiones establecidas oportunamente fue, además, retenido en Formosa por una requisa de oficio de Prefectura y, además, imposibilitado de navegar esa misma noche pues el río estaba tapado de barcazas que impedían el tránsito normal. En fin, que en vez de llegar el barco, como estaba previsto, ese mismo viernes, ya no llegaría ni siquiera el lunes para zarpar desde el puerto de Escobar. La aventura, como acostumbra, comenzaba a manifestarse de manera imprevista. Decidimos mantener firme el plan en tierra del fin de semana (La Plata, Berisso y Ensenada el sábado, Tigre el domingo) e ir el lunes en busca del barco. Mañana a primera hora de la mañana zarpamos desde Tigre rumbo a San Pedro, entre 6 y 8 horas de navegación en una lancha de la Interisleña. Una vez en San Pedro sabremos si el martes podremos encontrarnos con el Crucero en Ramallo o si seguiremos por tierra hasta Rosario. Como sea, el martes estaremos embarcados y el viernes a última hora zarparemos rumbo a Santa Fe. Los expedicionarios, expectantes, como nosotros, con los dientes afilados para pegarle al río finalmente el primer mordiscón.

1 comentario:

  1. Cómo me gustaría estar a bordo de esta aventura!!!

    Estaremos esperando su llegada a Rosario.

    un Abrazo a todos los expedicionarios.

    ResponderEliminar