martes, 28 de abril de 2009

Qué pena

"Qué pena", se titula un correo que acabo de recibir. Y la pena es que hace un rato murió Idea Vilariño. Quien me manda el correo me linkea un poema de Idea, ese que se llama "Ya no", y me dice: "eso es algo más que un poema, ¿no?" En efecto, todos los grandes poemas del mundo -y hoy tiendo a pensar que Idea Vilariño escribió algunos de ellos- son algo más que un poema, en tanto nos involucran y nos importan de una manera en la que habitualmente no nos involucra ni importa la literatura. Pero a su vez, no podrían importarnos de una manera tan concentrada en sensaciones y tan extendida en el tiempo si no fueran, precisamente, poemas. Esa rareza con la literatura y con las vidas de muchos de nosotros fue lo que hizo Idea Vilariño cuando estuvo por aća. Y por eso, qué pena, Idea, cómo la vamos a extrañar.

http://www.ccpe.org.ar/transatlantico/04/que-me-importa.htm

martes, 14 de abril de 2009

Cuentos de terror a la luz de la luna

Bueno, lo de "a la luz de la luna", es, como casi todo lo que se dice, un decir. Porque ayer, cuando hablamos con los equipos técnicos del observatorio municipal, para anticiparles la actividad del jueves y decirles que Laiseca leería a la luz de la luna y que inauguraríamos esa misma noche nuestro tremendo telescopio Hokenn para uso público, desde allá nos dijeron, como si estuvieran pensando todo el tiempo en eso: "el jueves la luna, que está en menguante, se ve en el horizonte recién a las tres de la mañana". Y ya con un poco de sorna: "Por suerte para vuestras actividades, el mes que viene sale otra vez". Y todos los artistas e intelectuales del Parque de España quedamos, otra vez, humillados ante el saber científico de nuestros vecinos del Parque Urquiza, como cuando organizamos la inauguración de Bienvenidos a la luna para el 27 de marzo, pues ese día habría luna nueva y nos llamaron para avisarnos que la luna nueva es justo la que no se ve. Pero que quede claro que antes de fin de año lo sabremos todo sobre nuestro íntimo satélite. Y que quede claro también que, con o sin luz lunar, este jueves 16 a las 21 en el Bar del Teatro, al aire libre si la noche lo permite y bajo techo si no, el gran Alberto Laiseca leerá parte de su repertorio de cuentos de terror. Desde que se corrió la voz, no deja de sonar el teléfono preguntándonos si es verdad. Y sí, es verdad, viene, ya sacó el pasaje, ya está por llegar. Todo el mundo se prepara para cagarse de miedo.