jueves, 17 de septiembre de 2009

Esquivando plomos

"Esquivando plomos", me dice un poeta en el Patio de los Cipreses, promediando el segundo día del Festival Internacional de Poesía. Puedo comprender que lo que es una verdad a medias en casi todos los oficios y profesiones -no hay nada menos parecido a uno que uno muy parecido a uno pero que es otro- en el mundo de los artistas y de los poetas se potencia al infinito. Así, la máxima del líder de los descamisados -para un peronista no hay nada mejor que otro peronista- ya devaluada treinta años atrás y hoy sencillamente incomprensible -menos en los asados de cumpleaños en casa de Antonio Cafiero- se resuelve aquí en una paráfrasis antónima: para un poeta no hay nada peor que otro poeta. Eso, para ellos. Pero para quienes los vemos de afuera siendo, sin embargo, sus lectores fervorosos, es un placer escudriñar ese Patio de los Cipreses una tarde de primavera, el aire regado por el perfume de los jazmines del país: en un banco de plaza, Francisco Garamona conversa con Max Cachimba; en unas sillas Pensi, Alan Mills reproduce, para un grupo reducido de escuchas, parte de su charla sobre nueva poesía guatemalteca dada recién; allá, bajo un ciprés, Roberto Appratto se recupera virilmente de un golpazo que se dio hace un rato; allá atrás Eli Tolarexipi revisa los poemas que va a leer después y hay unos que se van al otro Centro a escuchar a Diana Bellessi y hay una que avisa que finalmente llegó Homero Pumarol y en el Teatro grande retumban la voces de José Kozer, de Rosabetti Muñoz, de José Eugenio Sánchez, de Francisco Bitar, de Tilsa Otta. Quien no los haya escuchado aun, que vaya el sábado a la plaza Montenegro, desde las 10 y media de la mañana: ahí van a leer todos. Puede, como decía aquél, que sean unos plomos: pero cómo cantan.

10 comentarios:

  1. Ominosa ausencia de Juanita en esa serie de plomos cantores. Decime por favor que no se la olvidaron anoche en algún bar de la costa.

    ResponderEliminar
  2. Ese jazmín que perfuma ese patio es el del Paraguay, el del país no tiene aroma.

    ResponderEliminar
  3. Jazmín del país - (Jasminum officinale)
    Es un arbusto apoyante, de follaje perenne y tallos leñosos en la madurez. Sus ramas son blandas y flexibles cuando joven; puede guiarse con alambre sobre paredes o en pérgolas.
    Sus flores blancas tienen un ligero tinte rojizo en la base, y son muy perfumadas. Aparecen en verano y duran hasta el otoño. Debe plantarse a pleno sol y en suelos bien drenados. Es una planta sana; sólo ocasionalmente suele sufrir el ataque de la arañuela roja. Su floración escalonada lo vuelve ideal para plantar cerca de ventanas y lugares donde se perciba su aroma.
    Controle el volumen de la planta con las podas

    ResponderEliminar
  4. Que buena selección de poetas !!!. que festival pal ojo, también se vieron piernas muy lindas, aunque pocas de esa condición. Debería incluirse en el casting de los participantes del año próximo un mínimo de tres hembrones,y para que las poetas no se pongan bellacas por la falta de igualdad con su sensibilidad, un par de caribeños con visible paquete doble.

    ResponderEliminar
  5. sería importante detenerse y pensar. tal vez "aquellos plomos" lo estén esquivando a uno, no?

    ResponderEliminar
  6. esquivate prieto esquivate

    ResponderEliminar
  7. hembrones, no sé. pero caribeños sí que los hubo y de muy buen rendimiento (encima eran buenos poetas)

    ResponderEliminar
  8. Prieto ya dejaste de ser una joven promesa. Ya una cabeza blanquecina y tu jopo, ya no rebelde, apuntan más a la academia (no de tangos) que la poesía que en los ochenta querias lograr y que hoy se te ha vuelto inasible.
    Vivir a la sombra del padre tiene su costo y se paga.

    JAZMINCITOS DEL PAIS

    ResponderEliminar
  9. algo me dice que los anónimos son unos malagradecidos.

    ResponderEliminar
  10. a quién te refieres cristian de flores? sería bueno que respondas

    ResponderEliminar