lunes, 10 de agosto de 2009

Lunes anti-cultural

Daría la impresión de que el lunes es un día especialmente anti-cultural, en el que no vamos al cine, los teatros y los museos están cerrados, a nadie se le ocurre programar una conferencia un lunes: tal vez ni siquiera una conversación. Nada de intercambio de ideas un lunes, como si a la progresiva expansión sensorial y social que empieza el jueves con el fin del día y termina de desintegrarse a lo largo del domingo, para algunos a la mañana, que es cuando termina el sábado, para otros al mediodía -la cultura del almuerzo, faltaba más- y para otros a la tarde -la de los paseos públicos- le correspondiera obligadamente la introyección del lunes. Nosotros, plegados a esa presión social, cerramos los lunes a la tarde: no ver, no dejarse ver, no hablar con nadie. Por no, ni siquiera leer. Y que el martes, otra vez, brote la flor del arte.

4 comentarios:

  1. pucha, yo hacía dos páginas de cultura todos los lunes, en un diario de rosario. ¿hubieran sido un éxito los jueves? pm

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Dijo Cesare Pavese (más o menos): "El que cree tener una vida intensa y no escribe sobre ella es porque en realidad no la tiene". Che, posteate algo que ya pasaron dos semanas!

    ResponderEliminar